TIPOS DE VISITA

UNA COMIDA PARA LOS SENTIDOS

El arte y la gastronomía se unen en este proyecto innovador para ofrecer a los visitantes una
experiencia única para los sentidos. Un maître-guía invita a los visitantes a hacer dos degustaciones, una artística y otra de culinaria.
En la primera Miró convierte en el eje vertebrador. Una treintena de obras gráficas suyas dialogan y conviven con la obra de artistas de máximo prestigio internacional: Picasso, Dalí, Calder, Tapies, Chillida, Plensa y Barceló. El maître-guía ayuda a degustar cada una de las obras gráficas, cerámicas y esculturas expuestas ofreciendo explicaciones y anécdotas para descubrir, entender y apreciar la obra de los autores y la relación entre ellos.
Paralelamente a la degustación artística, hay una segunda culinaria donde se ofrece una cata
de diferentes tapas que han elaborado e ideado inspirándose en Miró y en los orígenes de los
autores, en su trayectoria artística y vital. En las explicaciones de estas tapas se hace hincapié en el origen de los ingredientes que forman el plato, como se han combinado, y la su relación con el autor o la obra. Así pues, los visitantes se convierten en comensales y se les hace partícipes de una experiencia original y diferente dónde los referentes culinarios y artísticos se mezclan constantemente.
El plato fuerte de la degustación gastronómica se produce cuando se llega a la primera planta, dónde una gran mesa perfectamente parada acoge a todos los comensales para ofrecerles el segundo plato y postre. A pesar de compartir esta comida con desconocidos, el espacio y la experiencia vivida en las plantas superiores une a todos y hace surgir una tertulia espontánea, un ambiente agradable, distendido y casi mágico. La experiencia garantiza el placer de una buena sobremesa. Los cafés, servidos en otro espacio, ponen punto final en esta comida y ayudan a digerir todo lo vivido en las dos horas que dura la visita.
[recent_products per_page="3" columns="3" orderby="date" order="desc"]