Miro_La guerriere DET
Miró afirmaba que lo que más le interesaba de su obra era el mensaje, la capacidad para transformar a las personas. La apertura, el riesgo y la revolución estética presidían su actitud. Había conseguido la libertad y, para él, conquistar la libertad era lograr la simplicidad.
El influjo que el arte de Miró ejerció entre sus contemporáneos, sobre todo en artistas posteriores, configura el eje articulador de la muestra. Obras de Dalí, Picasso, Calder, Tàpies, Chillida, Plensa y Barceló en un recorrido paralelo a una treintena originales de Joan Miró.